Código ético

La revista Pulso. Revista de Educación cuenta con un código ético inspirado en los criterios de buenas prácticas establecidos por instituciones como el Committe on Publications Ethics (COPE) o la guía realizada por el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas), agencia estatal del Gobierno de España.

 

El Equipo Editorial

El Equipo Editorial es responsable de los contenidos publicados, debiendo asegurar su calidad y originalidad.

Los editores evalúan en primera instancia los artículos enviados para su publicación únicamente sobre la base del mérito científico de los contenidos. Evitando cualquier tipo de sesgo o discriminación ajena a ese mérito.

Así mismo, el Equipo Editorial debe guardar la confidencialidad en el proceso de edición y de asegurar un proceso de revisión justo e imparcial. La revista se asegurará de que los revisores estén debidamente cualificados para ejercer la revisión de los trabajos para los que se les requiere.

Los autores tendrán derecho de réplica en caso de ser evaluados negativamente.

El Equipo Editorial se compromete a no usar para sus propias investigaciones contenidos de los artículos recibidos sin el consentimiento expreso por escrito del autor o autores.

Los autores

Todos los autores aceptan la responsabilidad de lo que se ha escrito. Además, confirman que los artículos presentados son fruto de una investigación original e inédita, y que los datos y resultados expuestos son veraces, han sido obtenidos de forma éticamente responsable y no han sido manipulados. El plagio en todas sus formas, así como la invención o manipulación de datos constituyen faltas graves de ética y se consideran fraudes científicos.

Ninguna parte significativa del artículo se habrá publicado previamente, ya sea como un artículo o como un capítulo. El envío simultáneo de un trabajo a varias revistas se considera una mala praxis y es éticamente reprobable.

El autor debe proporcionar siempre la correcta indicación de las fuentes mencionadas. Los autores se comprometen a llevar a cabo una revisión de la literatura científica más actual y relevante del tema analizado.

Los autores deben aceptar y ceñirse a las normas de publicación establecidas por la revista.

Los autores deben garantizar el reconocimiento de quienes hayan contribuido significativamente en cualquier parte de la elaboración del trabajo, tanto de contenido como de redacción.

Cuando un autor o autora descubre un error grave en su trabajo, tiene la obligación de comunicarlo a la revista lo antes posible, para modificar su artículo, retirarlo, retractarse o publicar una corrección o fe de erratas.

Los autores tienen la obligación de declarar explícitamente que no hay conflictos de intereses que puedan haber influido en los resultados obtenidos o las interpretaciones propuestas.

Si el artículo que se presenta ha sido financiado por alguna agencia o proyecto, se deberá indicar claramente.

Los revisores

Los revisores que sean invitados por la revista a evaluar un artículo se comprometen a realizar una revisión crítica, honesta y sin sesgo. Deben realizar una valoración objetiva y dar suficientes razones para justificar su decisión.

La evaluación de los trabajos debe ser un proceso confidencial, por lo que los textos no deben ser compartidos ni discutidos con otras personas ajenas al Equipo Editorial.

Los revisores se comprometen a actuar dentro del tiempo establecido, para respetar los plazos de entrega, por lo que notificarán al Equipo Editorial de los posibles retrasos.

Los revisores deben declinar la petición si consideran que no están debidamente cualificados para evaluar un manuscrito o si existiese un conflicto de intereses o cualquier razón que pudiese influir en una valoración obejtiva.

La revista solicita a los revisores que informen de aquellos documentos en los que haya indicios de mala prácticas de investigación.